Más vida local para impulsar la economía circular

Por
17 Marzo 2017
Categoría: 
Noticias
Declaración de Sevilla

La economía circular es fundamental a la hora de combatir el cambio climático y debe tener un papel primordial en las agendas de los municipios. Si queremos que nuestros ayuntamientos sean circulares los ciudadanos tenemos que colaborar con ellos en todo lo que nos sea posible.

La economía circular que busca un uso eficiente de los recursos de manera que podamos producir bienes y servicios y, al mismo tiempo, reducir el consumo y el desperdicio de materias primas, agua y energía, va a cambiar nuestras ciudades convirtiéndolas en lugares más sostenibles y responsables tanto desde el punto de vista medioambiental como social. 

Por eso en la Jornada “Economía Circular. El compromiso de las Ciudades”, que se ha celebrado en Sevilla la semana pasada organizada por La Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP), el Ayuntamiento de Sevilla y Ecoembes, ha reunido a más de 200 representantes de administraciones públicas españolas y europeas.

En el seno de este encuentro más de 60 responsables locales de España y otros países europeos han respaldado la Declaración de Sevilla, que resume en once líneas de actuación a las que se comprometen las ciudades para favorecer la economía circular.

Entre ellas, aumentar las actividades que generen empleo verde y social de mayor calidad; apoyar el llamamiento “Ciudades por una Economía Circular” que realizó la ciudad de París en 2015 o incrementar esfuerzos por reducir los impactos ambientales, climáticos y sobre la salud que se derivan de los actuales modelos de desarrollo.

La Declaración de Sevilla también anima a favorecer el vertido cero, el reciclaje (especialmente de los biorresiduos), la reducción de los desperdicios alimentarios, el fomento del ecodiseño, la prevención de residuos, de la reutilización y el reciclaje o el fomento de la compra pública de productos verdes.

En general, resalta el importante papel que tienen los Gobiernos Locales en la transición hacia una economía circular por ser la administración más próxima a los ciudadanos, a los que dice que hay que concienciar y sensibilizar para que participen en este proceso “transformando a los consumidores en usuarios responsables y reemplazando el sentido de la propiedad del producto por el sentido del servicio prestado”.

En este punto insistió durante la Jornada Teresa Ribera, directora del Instituto para el Desarrollo Sostenible y Relaciones Institucionales de París, quien señaló la importancia que tiene la economía circular en la lucha contra el cambio climático y porqué debe tener un papel primordial en las agendas de los municipios.

Y es que a su juicio, los municipios “están acostumbrados al diálogo y la participación” porque el nuevo contexto de la economía circular requiere la colaboración de todos, ayuntamientos, juntas de distrito, ciudadanos, etc.

Otra de las líneas recogidas en la Declaración de Sevilla es la de “potenciar los partenariados público-privados para favorecer alianzas entre los distintos actores involucrados del sector público, organizaciones de la sociedad civil y el sector privado”.

Precisamente Óscar Martín, consejero delegado de Ecoembes y responsable de iniciar los discursos inaugurales de la Jornada, se refirió a la colaboración público-privada como “uno de los factores clave de nuestro desarrollo socioeconómico y el principal motor de trabajo de cara alcanzar el objetivo de sostenibilidad plena”.

Martín puso como ejemplo el modelo de Ecoembes que ha conseguido que “en nuestro país se recicle cerca del 75 % de los envases domésticos. Logrando así reintroducir al ciclo productivo más de 16 millones de toneladas de materias primas provenientes del reciclaje de envases, contribuyendo a ahorrar agua y energía, y creando 42 600 puestos de trabajo. Un ejemplo claro y efectivo de economía circular”. 

Añadir nuevo comentario

Image CAPTCHA
Indica los caracteres mostrados en la imagen.